Un sector antes conocido por su oferta de casas, hoy se posiciona como referente de departamentos de lujo, con proyectos que destacan por sus finas terminaciones, amplios espacios y la sensación de estar viviendo en una casa, pero con todas las comodidades prácticas de un departamento.

“El auge del desarrollo de proyectos de departamentos en La Dehesa se debe a que existe una demanda creciente de vivienda de un segmento de la población que está optando por vender su casa, ya sea porque los hijos crecieron y les quedó grande, o han valorado los aspectos de seguridad y comodidad que ofrecen los departamentos, como desatenderse de la mantención de piscinas y jardines”, explica Reinaldo Gleisner, consultor del Área de Brokerage de Colliers International.

De acuerdo a cifras de Colliers International, un 85% de la oferta de departamentos disponibles en La Dehesa se encuentra ubicado en el sector conocido como La Dehesa Antigüa. “Las familias que residían en esa zona han optado por vender sus casas. Se trata de casas con grandes terrenos, donde, con la compra de 2 o 3 casas, las inmobiliarias han ido armando paños aptos para construir edificios residenciales de lujo”, agrega Gleisner.

Amplios espacios para disfrutar de la vida al aire libre, contacto con la naturaleza, equipamiento de todo tipo de servicios y una buena conectividad, dada principalmente por un rápido acceso a Costanera Norte, son algunas de las cualidades que valoran las personas que optan por vivir en La Dehesa.

“Los departamentos ofrecidos destacan por tener una alta superficie, refinado diseño, terminaciones de alta calidad y amplios jardines diseñados por paisajistas. Algunos ofrecen además piscina privada o terrazas con hot tub”, señala Gleisner.