La oferta de estos inmuebles se redujo en 29 por ciento en el primer trimestre del año, que se traduce en 79.922 metros cuadrados menos, según Colliers International, multinacional de servicios inmobiliarios corporativos. "La situación obedece a la continua absorción de espacios, a que hay menos edificios nuevos y a la ocupación con la que ingresan al inventario, debido a la comercialización de proyectos sobre planos", explica la firma.

Pero, además, advierte que entre enero y marzo se identificó una menor disponibilidad en las oficinas de altas y medias especificaciones, una tendencia que se mantiene a pesar de que en la ciudad se terminaron siete edificios con 37.800 nuevos metros cuadrados. "Comparada con el primer trimestre del 2010, esta cifra representa una disminución de 50 por ciento", anota Colliers.

Artículo completo: https://bit.ly/2lUBHEY