En Bogotá y otras capitales estas construcciones han aumentado. Ciudades intermedias también suman.

Los proyectos de uso mixto se están consolidando en el país. Muestra de ello es que en la agenda de las constructoras hay varios lanzamientos y otros en desarrollo.

Uno anunciado esta semana fue Hacienda Casablanca, de la constructora Amarilo, que se está edificando en Madrid (Cundinamarca) y que tendrá 217.000 metros cuadrados para vivienda.

Según el gerente de la compañía, Mario Ciardelli, a la fecha se han entregado 2.900 unidades de un total de 3.500. Allí, el aporte al concepto de “hacer ciudades dentro de una gran ciudad” está representado en que el proyecto también contempla espacios para un colegio, parques, CAI, hospital y centro comercial.

Artículo tomado de: http://bit.ly/2BKxjBh