La inversión hotelera en España registra un volúmen de 1.830 millones de euros en el primer semestre de 2018 y anota el segundo mayor registro de inversión a nivel semestral de su historia, aunque cae un 13% respecto del récord absoluto del año 2017. 

Las operaciones de compraventa de carteras hoteleras se han convertido en auténticas protagonistas del primer semestre, con un volumen de inversión de 1.048 millones de euros, lo que supone el 60% de la inversión total registrada.

Por otro lado, Blackstone se consolida, con mucha diferencia, como el inversor más activo del mercado y en cuanto a la distribución geográfica de la inversión cabe destacar la recuperación de destinos secundarios como Sevilla, Cádiz, Alicante y Valencia y el frenazo en seco registrado en Barcelona.