El mercado de oficinas de la Ciudad de México es muy dinámico, por lo que aún cuando se integra al inventario una cantidad importante de metros cuadrados, también se realiza una gran cantidad de transacciones de venta y renta en las clases “A+” Y “A”.