El tercer trimestre del año 2018 refleja que el crecimiento global continúa, apoyando al consumo privado y la inversión. El comercio mundial se solidifica a pesar de haber perdido impulso y fuerza a principios de este año.