Inmobiliarias en Cusco apuestan por edificios para vivienda de hasta 10 pisos

HGRQ2UNZJBAAZJII6EVL74WHVI

Precio de metro cuadrado de venta de casas y departamentos en algunas zonas llega a US$ 1,555. En segmento industrial se observa migración hacia la nueva zona industrial de Cachimayo.

A partir de la creciente y sostenida demanda por parte de la clase media cusqueña y la migración de personas desde Arequipa, Puno y otras regiones, Cusco registra una alta expansión en el segmento de viviendas, especialmente de proyectos en zonas residenciales, señaló Colliers International.

El gerente de Investigación de la consultora, Sandro Vidal, explicó que las inmobiliarias están apostando por edificios de departamentos de entre ocho y diez niveles, es decir, por un crecimiento urbano vertical.

“Una importante oferta residencial se encuentra en las urbanizaciones Santa Mónica y Magisterio, las cuales tienen como principal vía de acceso a la avenida La Cultura, en el distrito de Wanchaq”, señaló el ejecutivo, tras indicar que la zona alberga edificios con entre 10 y 15 departamentos, dirigidos a un público objetivo de clase alta.

En tanto, en la zona de Larapa, en el distrito de San Sebastián, los proyectos tienen más departamentos por edificio (30, aproximadamente) y se enfocan en la clase media. Por su parte, en Huancaro, en el distrito de Santiago, la oferta consta de edificios de 20 departamentos cada uno.

“También existe oferta de casas y departamentos comercializados en venta, los cuales tienen un precio promedio mínimo de US$ 1,023 por metro cuadrado (Larapa) y US$ 1,555 por metro cuadrado (Santa Mónica y Magisterio)”, añadió.

Industria

Cerca de las zonas residenciales del Cusco, algunos desarrollos industriales fueron floreciendo hace años. Sin embargo, dichas inversiones en Cusco siguen la tendencia de las grandes urbes y comienzan a desplazarse hacia las periferias.

Así, en el distrito de Cachimayo (provincia de Anta), a 15 km de la ciudad del Cusco, un nuevo parque industrial avanza, acogiendo ya a empresas como Ferreyros, Divemotor, Volvo, Cerámicas Kantu, Embotelladora Trisa y Cementos Yura.

“Esta zona fue oficializada como Parque Industrial en el año 2009 y tiene como principal ventaja su ubicación estratégica cercana a la carretera hacia la ciudad de Abancay”, sostuvo Vidal.

El otro parque Industrial del Cusco, fundado en la década de 1980, representa la zona industrial más importante de la ciudad, con una extensión de más de 20 hectáreas. Se encuentra en el distrito de Wanchaq, cerca al aeropuerto Alejandro Velasco Astete, y alberga empresas principalmente del rubro automotor y manufactura.

En este parque se observa una reducida disponibilidad en venta de locales y terrenos, los cuales se ofrecen, en promedio, en US$ 1,800 y US$ 1,150 por metro cuadrado, respectivamente, mientras que la renta de locales y terrenos se cotiza en US$ 5 y US$ 3 por m2, respectivamente, señala el informe.

 

Aún hay espacio para hoteles de cuatro y cinco estrellas

Si bien la oferta hotelera en Cusco está compuesta por alrededor de 227 hoteles, más del 80% de estos tienen categoría de dos y tres estrellas y se encuentran ubicados principalmente en las provincias de Cusco y Urubamba, según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.

En ese contexto, el gerente de investigación de Colliers International, Sandro Vidal, afirmó que hay potencial para elevar la categoría de este sector con hoteles de cuatro y cinco estrellas en la ciudad del Cusco.

No obstante, reconoció que proyectos de ese tipo deben analizar la disponibilidad de predios y considerar el escenario de un posible hallazgo de restos arqueológicos, tal como ocurrió con el edificio destinado a operar un hotel de la cadena Sheraton.

Por su parte, el sector de alojamientos presenta un panorama distinto en Cusco, pues en el 2019 alcanzó unos 2,179 establecimientos, lo que representa un incremento de 9% frente al año anterior.

“También este año se registra un crecimiento del 5% tanto en la oferta de plazas–cama, como en la oferta del número de habitaciones”, sostuvo, tras mencionar que Cusco es la segunda región del país con mayor oferta de alojamientos.

Respecto a los precios, comentó que estos varían en función de la categoría y ubicación de los hoteles. En promedio, la zona de Urubamba tiene las tarifas de alojamiento por noche más elevadas.