Miraflores y San Isidro Golf cuentan con pocos espacios disponibles para oficinas prime

 

Solo tres zonas empresariales de Lima concentran más de 80% de la vacancia de oficinas. Ingreso de nueva oferta de oficinas en este 2019 será el menor de los últimos cinco años.

En una combinación de menor oferta de nuevas oficinas prime y una colocación constante, la vacancia disminuyó a 21.8% en Lima el primer trimestre. Y en algunas zonas empresariales, como San Borja, la vacancia cayó inclusive a cero, mientras que en San Isidro Golf y Miraflores llega a 14,989 y 16,574 metros cuadrados, respectivamente.

Así lo señaló el Reporte Oficinas 1T/2019, de Colliers International, tras indicar que el 85% de la vacancia total pasó a concentrarse en tres zonas: Sanhatan (San Isidro financiero), Nuevo Este (La Molina y Surco) y Magdalena. El gerente de Investigación de dicha consultora inmobiliaria, Sandro Vidal, comentó que el ingreso de nueva oferta de oficinas este año (32,000 metros cuadrados, aproximadamente) será el menor de los últimos cinco años.

 “Eso permitirá que la oferta existente tenga más posibilidades de ser absorbida. Asumiendo que la colocación del 2019 sea similar a recientes años (130,000 metros cuadrados), la vacancia bajaría dramáticamente”, sostuvo.

Hacia el cierre del año, estimó que la vacancia podría caer a alrededor de 12.5%, regresando a niveles parecidos a los registrados en el 2010 (11%). Respecto al crecimiento de Nuevo Este, cuyo inventario casi igualó a San Isidro Golf, mencionó que la zona aún seguirá creciendo, pues hoy tiene tres proyectos en construcción y hay lotes identificados con potencial de desarrollo.

Sin embargo, la posibilidad de que supere a San Isidro Golf no está totalmente confirmada. Y es que si bien dicha zona se caracterizaba por la escasez de terrenos, los recientes anuncios de Centenario en un terreno de 14,000 metros cuadrados (el del ex Colegio Maristas) cambian ese panorama.

Absorción gradual

Consultado por la situación del mercado de oficinas en estos meses, Vidal refirió que menores niveles de vacancia y una colocación alta podrían llevarlo a un periodo de “absorción gradual” en el segundo o tercer trimestre del 2019. Refirió que dicha fase también se caracteriza por una estabilización en los precios de renta, siendo así un camino intermedio hacia un nuevo periodo de expansión de proyectos e inversiones. “Así empezaríamos a ver nuevas propuestas comerciales, arquitectónicas, y más formatos como el coworking, que hoy